Mon, 22 Dec

Ultima actualizacion05:42:37 PM GMT

Martes, 04 de Junio de 2013 08:44

Construcción privada cayó en 2013 a niveles históricos

Califica este artículo
(0 votos)

La disponibilidad de divisas para el sector construcción, específicamente para la importación de insumos como recubrimientos de cerámicas, aparatos electromecánicos, bombas, ascensores, entre otros, bajó 33%, dijo el presidente de la Cámara Venezolana de la Construcción, Gilbert Dao.
Reiteró que la escasez de insumos básicos continúa siendo un problema para la industria y que las intermitencias en el suministro de los materiales se han vuelto cíclicas: “Cuando hay cabillas entonces no hay cemento”. Agregó que la situación genera la paralización de las obras.
El sector ha mostrado una “contracción histórica”, lo cual se vio reflejado en las cifras del producto interno bruto ofrecidas por el Banco Central de Venezuela la semana pasada, en las que la industria de la construcción presentó una caída de 1,2%, impulsada sobre todo por el descenso de la actividad pública, añadió.

El crecimiento de 6% registrado en el ámbito privado fue motivado por el incremento en la construcción no residencial: oficinas y centros comerciales. El directivo señaló que la situación es el resultado de que el sector inmobiliario se ha convertido en un mecanismo de resguardo de capital para las multinacionales, debido a que no pueden repatriar los dividendos. La construcción privada de viviendas y obras de infraestructura mantuvo su tendencia a la baja, según datos extraoficiales manejados por la cámara.
Dijo que los cuellos de botella del sector siguen siendo los mismos, con algunos agravantes que surgieron este año. “Ya no sólo es la escasez de insumos”, apuntó. Uno de ellos fue la aplicación de la Ley Orgánica del Trabajo, que ha ocasionado un sobrecosto para las obras de entre 10% y 12%, y la devaluación. Añadió que la violencia sindical se ha convertido en otro problema que afecta la productividad.
Actualmente el sector discute un nuevo contrato colectivo, lo cual también pechará la rentabilidad de las empresas. El desempleo en la industria de la construcción es de 50% aproximadamente. “Por eso hemos insistido en un diálogo con el Gobierno”, y agregó que la cámara no ha sido convocada como gremio para participar en las mesas técnicas con el Ejecutivo.

Revisión de costos. El costo de unidades construidas por contratistas privadas en la Gran Misión Vivienda es entre 40% y 60% superior al precio tope fijado por el Gobierno de 500.000 bolívares, señaló Dao. “Las viviendas de interés social están costando entre 700.000 y 800.000 bolívares”, detalló.
Añadió que con estas condiciones el sector privado estará cada vez más inhibido de participar en el programa de construcción de viviendas. “Sólo el Gobierno absorbe pérdidas en los proyectos que realiza”, afirmó.
Indicó que la Gran Misión Vivienda sólo ha cumplido con 9% de la meta en lo que va de año, lo que quiere decir que el Gobierno debería estar entregando entre 35.000 y 45.000 unidades mensuales para cubrir la cuota estipulada de 380.000 viviendas. Señaló que, de acuerdo con la información que posee la cámara, la construcción pública se ha visto afectada por asuntos laborales y la implementación de la Ley Orgánica del Trabajo.
La disponibilidad de los insumos también desempeña un papel importante en el cumplimiento de la meta. “Yo creo que tenemos que estar claros de cuánto estamos produciendo y cuánto vamos a necesitar en función de las metas”, dijo.
Refirió que el ritmo de construcción de viviendas sólo ha permitido cubrir el crecimiento vegetativo de la población, que demanda 150.000 unidades adicionales al año.


Importaciones caerán 19% en 2013
Las importaciones autorizadas por el Estado decrecerán en 2013 alrededor de 19%, calcula la firma Ecoanalítica.
Asdrúbal Oliveros, director, dijo en la XXIV Convención Nacional de la Industria de la Construcción, organizada por la Cámara Venezolana de la Construcción, que las compras no tradicionales se reducirían aproximadamente a la mitad, al pasar de 15 millardos de dólares en 2012 a 8 millardos de dólares este año. “Habrá dólares, pero no para todo el mundo”, señaló. Es decir, muchos sectores estarán excluidos porque las prioridades para el Gobierno se mantendrán iguales que el año pasado, enfocadas en alimentos, medicinas, entre otros.
Indicó que el consumo puede terminar mostrando un comportamiento negativo este año, y cerrar en -3,1%. Añadió que ante el peor escenario la economía podría llegar a caer 2% en 2013, con una inflación de 31% y una subyacente de 40%. Agregó que con la implementación del Sicad, la devaluación ponderada sería de 72%.

Fuente:
el nacional